Thursday, 7 February 2008

Twenty Something

Alcance a terminar de leer un libro llamado "Twenty something" solo un par de horas antes de mi cumpleaños. Es uno de esos libros que hace reír a cualquiera a carcajadas. Aun puedo recordar pasajes del libro que hicieron que lagrimeara y me doliera la barriga. Trata del típico chico ingles que va a la universidad, se obsesiona con ser inversionista bancario, lo consigue y luego se da cuenta de que tan patética y vacía es su vida. Tanto así que pasa por una crisis existencial. En estos tiempos tan modernos, esa crisis ocurre a los veinti tantos (en lugar de los cuarenta y tantos), y se llama la crisis del cuarto de vida.

Al debatirse sobre que hacer en esta crisis, decide crear un diario que le ayudara a encontrar su verdadero camino en la vida. En medio de su gran depresión, sus borracheras y sus errores, el personaje hace reflexiones muy interesantes que pasan por la cabeza de muchas personas con ese determinado perfil:

  • Graduado de la Universidad hace un par de años.
  • En un trabajo que no le satisface.
  • Muchas expectativas del futuro.
  • Muchas añoranzas del pasado.
  • Desprecia y aborrece el estilo de vida que vive y se reusa a adaptarse, pero poco a poco la costumbre vence al deseo de libertad.
  • Queriendo ser distinto al montón pero el hecho de que un día se derrite y se convierte en otro día, impide que se logre este propósito.

Escrito con un estilo muy similar a la colección de Adrian Mole, es uno de esos libros que cuando se comienza no se puede dejar de leer. Muy recomendado.

Hablando de otras cosas, tuve un cumple muy bueno. No tuve que dormir en un aeropuerto en pleno invierno como el año pasado para comenzar. Esta fecha es la especial para justificar hacer esas cosas caras que siempre queremos y la moral no nos deja. Tuve un masaje tailandés, y me metí en una experiencia de flotación, relajación y meditación en una cámara oscura por una hora. Claro que para mi meditación es sinónimo de dormir, así que dormí media hora sumergido en agua salada esperando que no me entrara en los ojos. Gracias a todos aquellos que se acordaron. Los que no se acordaron pues tampoco se preocupen que yo no me he acordado de muchos cumples este año.

1 comment:

Nicolás said...

lástima... yo le iba a dar el mismo regalo de cumple, ya no vale la pena.